Pulido de terrazo y mármol

  1. PASO 1: Tanto en nueva colocación, como en restauración de estos pavimentos para un buen acabado final es necesario, rebajar el pavimento con piedras de diferentes granos. Partiendo de granos gruesos a franos finos. Son piedras de grano 60, 100, 220 y 400.
  2. PASO 2: El paso final de anbrillantado y cristalizado es para conseguir dar al pavimento una máxima textura y elegancia. Impermeabilizando parcialmente el suelo y capacitándolo para protegerlo de posibles agentes externos.